Conoce el restaurante La Venta de los Conejos en Mairena del Alcor. Lugar ideal para saborear el arte y la gastronomía que propone desde hace más de 50 años su gerente, Curro. 

Una entrevista en la que te desvelamos el lado más humano, cercano y cosmopolita de Francisco Lopez León, o también conocido como Curro, gerente de La Venta de los Conejos quien encierra en su más de medio siglo como mesonero mil y una historias y anécdotas que sin duda te encantarán de este peculiar mesonero de Mairena del Alcor. ¡Entra en el blog!

¿Quién fundó La Venta de los Conejos en Mairena del Alcor?

Pues, mi madre y mi padre y yo desde pequeñito y desde entonces hasta ahora. Hace más de 50 años de la venta, de mi casa.

¿Qué te apasiona desde pequeño?

He sido siempre muy inquieto. He tenido muchas pasiones: viajar y sobre todo, los toros. De hecho, he visto muchos toros y no es que sepa mucho pero, por los años que llevo viendo corridas de toros, algo he aprendido. Y tengo unos cuantos de honores a través de los toros. He dado el pregón en la ciudad de Nueva York, en Santander, Murcia y este año, lo doy en Tokio, Japón.

¿Cómo nace La Venta de los Conejos?

Pues, La Venta nace porque mi padre estaba en una huerta que hay ahí en frente y tenía vacas pero, el dueño le dijo que no podía tenerlas así que por eso, hizo esta venta. Y empezamos así. Poquito a poco dándole de comer a los soldados…los conejos…el almacén de aceitunas y hasta hoy, ésta ha sido la historia de la venta.

¿Qué tipo de restaurante es La Venta de los Conejos?

Es más que todo de comida familiar. Ahora, abro de 11 a 19h todos los días y los miércoles cierro a no ser que sea festivo. Aquí, lo que hay primordialmente es conejo, y que no sea conejo, pues lo que ofrezco es pez de espada BUENMAR que se lo compro a mi amiga, una fenómena y que además, es muy bueno su pez de espada. Lo que pasa es que se vende poco porque aquí lo que sobre todo se vende es conejo. Pero, a quien no le gusta el conejo, come pez de espada BUENMAR.

¿Qué esperas que reciba tu cliente?

Tengo la suerte de tener tres generaciones de clientes. Yo conozco a abuelos, padres y a hijos porque son 50 años y tengo esa vocación. Y lo único a lo que aspiro es a que estén contentos, que se vayan felices de mi casa y yo a través de ellos, soy también muy feliz porque de 50 ó 60 mesas que vengan un domingo, a 40 las conozco. Todo esto, me da mucha satisfacción. Yo estoy muy contento con mi vida. Soy de los pocos que ha hecho lo que le ha dado la gana siempre.

¿Qué diferencia a La Venta de los Conejos?

La diferencia de La Venta de los Conejos es que ES LA VENTA DE LOS CONEJOS. También, me da mucha alegría que en mi pueblo, Mairena del Alcor, cuando llaman a la venta de los conejos, dicen: “Vamos a La Venta” y éste es un sello que nos hemos ganado a pulso, mis trabajadores, mi mujer, yo y todos los que componemos este grupo humano que llevamos mucho tiempo juntos y ya vamos a terminar juntos.

¿Perciben tus clientes los valores de La Venta de los Conejos?

Tengo la suerte de que afirmo que mis clientes perciben mis valores. De hecho, si vienen a mi casa durante 40 años los mismos por algo será. El mundo es muy grande pero, tengo la suerte de que mis clientes, el 70% son amigos. Y eso, es lo más bonito que puede decir un ventero o alguien que se dedica a vender o que tiene una venta como es mi caso.

¿Cómo es el cliente que visita La Venta de los Conejos?

Pues, el tipo de cliente de La Venta es variopinto: gente trabajadora, media, media-baja, media-alta…Tengo suerte de tener todo tipo de gente. Hoy mismo, está ahí sentado, el padre de Paz Venga, Jesús, el loco de la colina, estuvo la semana pasada. En fin, que tengo todo tipo de cliente. Tengo esa suerte. Lo mismo alto, que bajo, que mediano…sonríe Curro.

¿De dónde viene tu cliente?

Este tipo de cliente viene porque son 50 años en el restaurante y que yo también he hecho mucha vida en Sevilla, me han gustado mucho los toros, he vivido mucho, me ha gustado el cante, me ha gustado salir, me ha gustado gastar dinero, me ha gustado ganarlo. Porque el dinero para gastarlo, hay que ganarlo antes. Eso me lo dijo un día mi padre y yo, lo he ganado y lo he gastado. Y también, hay una cosa que es verdad: el que regala bien vende, si el que recibe comprende. Y no te equivoques, eso es así. La gente piensa que no pero, yo digo que sí, que la mayoría de la gente son buenas y cuando tú haces algo de corazón, el 90% lo percibe y te lo agradece. El otro 10% no pero, hay un 90% que sí, y eso es lo importante.

¿La Venta de los Conejos ha dejado huella en su pueblo?

Hombre, yo intento eso. Además, este año he tenido el honor que me han dado en mi pueblo, Mairena del Alcor, para mi una cosa muy importante, ser Mairenero Ilustre. Yo sé que habrá muchos que se lo merezcan más que yo pero, que me lo han dado a mi, por algo será.

¿Qué significa para ti ser Mairenero Ilustre?

Es un reconocimiento, ya no a mi sólo, sino a La Venta, aunque sea yo la persona que lo dirija. Pero, pienso que es por una trayectoria. Son muchos años. Y además, estoy muy contento porque todo el Ayuntamiento de Mairena del Alcor votó que sí, todos los partidos, que eso es muy importante también. Como está la vida de hoy, que todo el mundo te valore, es digno de tenerlo en cuenta. Para mi el premio más importante es el que me han dado en Mairena pero vamos, que yo tengo la llave de oro de Santander de hace 15 años.

¿Cómo surge la idea de ser pregonero en Nueva York?

 

Si te ha gustado ¡compártelo! 😉

Restaurante en Mairena del Alcor: La Venta de los Conejos. BUENMAR Gourmet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *